125.AÑOS

LA EXPERIENCIA

Soy el elegido. El sublime. El que hizo esperar meses y meses, años y años. El que llama la atención por su prodigioso cuidado y saber hacer artesanal.

Soy el más exquisito de todos los jamones. El que nació revivió lleno de matices y armonía. Hijo de miles de instantes de inspiración y nieto de décadas de experiencia. Herencia de tres generaciones de maestros jamoneros.

Soy el que conoce las técnicas ancestrales de salado y de curación en secadores naturales. Soy el equilibrio que devuelve la bellota. Soy la esencia de la dehesa.

Raza, vigor, carácter. El mejor entre los mejores.

El único.

Enhorabuena por escoger Montaraz Único.