Imagen Encabezado: 

CREACIÓN

LA PACIENCIA

Con la maduración en secadores naturales empieza una labor larga, paciente, vigilante. El jamón ibérico de bellota va adquiriendo su equilibrio. Aunque cada segundo anuncia nuevas maravillas, se necesitan más de 3 años de armonía para convertir cada pieza en una obra maestra.