Imagen Encabezado: 

PUREZA

LA RAZA

El cerdo ibérico es un animal sobresaliente. Su pureza está en su carácter indómito y montaraz. Pero, sobre todo, se distingue en todo el mundo por sus alargadas extremidades de caña fina. Un privilegio de textura suave y cremosa fruto de miles de años de selección natural en un entorno aislado.